FAT en Linux: Solución técnica para un problema legal

Hace poco TomTom, una compañía fabricante de GPS se vio involucrada en una disputa legal con Microsoft debido al uso del sistema operativo Linux con código que implementa una funcionalidad protegida por patentes del gigante informático. La funcionalidad específica se refiere a la creación de un nombre de archivo corto para un nombre de archivo largo en el sistema de archivos FAT. Originalmente FAT sólo soportaba 8 caracteres para el nombre de archivo y 3 para la extensión, pero posteriormente se eliminaron estos límites antediluvianos para usar nombres de archivos más largos como en Linux y Unix en general.

Para que un sistema FAT con nombres de archivo largos siguiera siendo compatible con un sistema operativo antiguo, se genera una versión recortada del nombre de archivo largo, por ejemplo “ARCHIV~1″ para “Archivos de programa”. Esta simple lógica fue patentada por Microsoft.

Ya hemos hablado previamente de las patentes de software, en general se trata de ideas obvias que se convierten en propiedad de las compañías. Las grandes empresas de software como Microsoft o IBM poseen cientos o miles de patentes incluyendo todo tipo de ideas básicas, el problema que se genera es que es difícil para una compañía grande demandar a otra porque eso originaría una contrademanda por otras patentes. Pero cuando se trata de compañías pequeñas como TomTom, el matón de barrio no dudará en ir por sus patentes.

TomTom finalmente llegó a un acuerdo con Microsoft, pero esto sentó un precedente y se logra el efecto esperado :

“Señores fabricantes no usen Linux porque los podemos demandar”.

En Linux Foundation comenzaron a trabajar al respecto en búsqueda de “arte previo”, esto es, que se haya originado la idea por otros antes de ser patentada, lo que invalidaría la patente.

Mientras se busca alguna forma de declarar inválida la patente, se ha llegado a una solución técnica para un problema legal, que es casi tan absurda como la patente, pero legalmente funciona. Ya que la idea patentada es que al escribir un nombre de archivo se genera el mismo nombre en su versión corta, lo que han hecho es generar sólo uno de los dos nombres de archivo. Cuando se usa un nombre corto no se genera el nombre largo, y cuando se genera un nombre largo se genera uno corto con caracteres inválidos, por lo tanto no se trata de un nombre de archivo válido en términos técnicos. En las pruebas realizadas, los nombres de archivo se leen correctamente aunque la forma en que se almacenan en esta implementación de FAT es extraña.

Andrew Tridgell quien es el autor de este workaround y también conocido por ser el autor de Samba dice:

El reclamo sobre las patentes en VFAT se refieren a la creación (o almacenamiento) de una versión corta y una larga para un nombre de archivo. El parche solo crea/almacena una versión corta o una larga, pero nunca ambas.

Aunque Linux Foundation aun cree firmemente que estas patentes son inválidas. El workaround fue implementado para que los fabricantes que quieran usar Linux con sistema de archivos FAT eviten el riesgo de ser atacados por Microsoft. Tridgell indica que un litigio de este tipo puede ser costoso independiente de que las patentes no tengan piso legal.

Con esta modificación al menos no se podrá aplicar la patente y los que pretenden detener la adopción de Linux por parte de los fabricantes tendrán que buscar nuevos caminos de acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: